Los crueles corrales para cerdas gestantes, prohibidos en Nueva Zelanda

132

El movimiento de defensa de los animales de Nueva Zelanda acaba de conseguir una gran victoria para los animales, tras una dura campaña de concienciación social y política: la prohibición del uso de corrales para las cerdas gestantes.

Tras unas grabaciones difundidas por el periódico «Sunday» en 2009, en las que se veía el sufrimiento que este sistema causa a los animales, la respuesta del público provocó que el Gobierno anunciase que prohibiría, en un plazo de cinco años, el uso de estos sistemas que confinan a los animales sin apenas posibilidad de movimientos.

Una gran victoria para los animales en un país donde el bienestar animal va mejorando a pasos agigantados, que demuestra que la opinión pública puede ser decisiva para cambiar las cosas.