Un informe del Tribunal de Cuentas Europeo desvela que los objetivos de bienestar animal no se cumplen en las subvenciones de la Unión Europea

179
UN INFORME DEL TRIBUNAL DE CUENTAS EUROPEO DESVELA QUE LOS OBJETIVOS DE BIENESTAR ANIMAL NO SE CUMPLEN EN LAS SUBVENCIONES DE LA UNIÓN EUROPEA.

15 de noviembre de 2018.Los animales de granja cuentan en Europa con una de las legislaciones más avanzadas a nivel mundial. Los fondos de la Política Agraria Común (PAC) están vinculados al cumplimiento de esta normativa y los derivados de los Planes de Desarrollo Rural financian programas para ir más allá de los mínimos legales, hasta 1.500 millones entre el año 2014 y el año 2020.

Sin embargo el informe del Tribunal de Cuentas Europeo pone de relieve que aunque se ha avanzado en algunos campos, los fondos financieros empleados en ayudas al sector ganadero para mejorar la vida de los animales no han servido, ni de lejos, para ese objetivo. El informe indica que todas estas ayudas no han ayudado a mejorar los problemas relacionados con el transporte de animales (transporte a larga distancia o aptitud de los animales), el aturdimiento previo en mataderos o el bienestar de los cerdos (raboteo). Asimismo indica que tampoco ha servido para promover medidas de bienestar animal más estrictas. Informa de deficiencias en los sistemas de control de los Estados Miembros para garantizar que las ayudas procedentes de la PAC vayan condicionadas al cumplimiento de las legislaciones de bienestar animal. Además, las subvenciones de la PAC actúan a menudo en sentido contrario fomentando la intensificación ganadera e incidiendo negativamente en el bienestar animal, el desarrollo rural o la sostenibilidad medioambiental. Incluso en aquellos campos en los que se han producido avances (cría de cerdas en grupos o abandono de jaulas convencionales de gallinas) estos han sido tardíos y con distintas interpretaciones.

El dinero de los contribuyentes europeos debe emplearse en la promoción y desarrollo de unas formas de producción acordes con el sentir de los ciudadanos que de forma mayoritaria se decantan por sistemas que respeten el bienestar de los animales empleados por la industria alimentaria.

Este informe invita a recapacitar sobre el diseño y la aplicación de la actual PAC en el sentido de introducir en ella las reformas necesarias para que se dejen de financiar aquellos sistemas intensivos más agresivos con el bienestar animal priorizándose los que demuestren unos altos niveles de protección animal, apoyo real al mundo rural y respeto en la gestión medioambiental.

En este sentido ANDA ya ha contactado con los organismos que en España están involucrados en la gestación de la nueva PAC expresando la necesidad de que se produzca este giro para garantizar una mejor vida para los animales y para los ganaderos tradicionales así como una mayor calidad de los productos ofrecidos al consumidor.

Puede consultarse el informe completo en:

https://www.eca.europa.eu/Lists/ECADocuments/INSR18_31/INSR_ANIMAL_WELFARE_ES.pdf