Morgan y Ula, vidas en cautividad

171

Recientemente, el Loro Parque ha anunciado que la cría de Morgan, a la que han bautizado como Ula, ha cumplido 3 meses, superando así un periodo crítico para la supervivencia de las crías de orcas (Orcinus orca). Pero desgraciadamente, el nacimiento de Ula está lejos de ser una noticia feliz.

Morgan, que inicialmente era una orca rescatada y que luego pasó a formar parte del espectáculo Orca ocean de Loro Parque, es actualmente una fuente de nuevos individuos en cautividad con los que mantener este tipo de actividades que, ante la prohibición legislativa que comparten muchos países a nivel mundial en cuanto a la captura de orcas salvajes, ven cómo se acerca su fin.

Morgan tenía 11 años cuando se quedó embarazada, a pesar de que la edad media a la que una orca alcanza la madurez sexual son los 12-14 años, siendo posteriormente cuando empiezan a reproducirse. Una de las posibles consecuencias de esta anticipación sería la incapacidad de Morgan para amamantar a su cría, lo que según el parque ha provocado, inevitablemente, la separación de Ula. Loro Parque afirma que de los 12 litros de leche necesarios para la correcta alimentación de su cría, Morgan solo producía 1. ¿Es  consecuencia de su inmadurez sexual, de la ausencia de una alimentación correcta, del estrés, de una falta de aprendizaje al no convivir con orcas que amamantan?

El parque ya ha hecho algunas declaraciones sobre el futuro de Ula en el parque: lo más seguro es que el animal pase a formar parte de la exhibición. Lejos de tratar de ofrecer a esta cría una vida similar a la que debería haber tenido en libertad, la van a aislar y entrenar para que se convierta en una atracción más.

Al permanecer separada de su madre la mayor parte del tiempo, como se ha podido observar en visitas al Loro Parque, se está privando a la cría de crear lazos afectivos normales con otros individuos de su especie. Recordamos que las orcas son animales sociales que viven en grupos familiares en los que las crías permanecen unidas a sus madres durante años.

En cambio, con tan sólo 3 meses de vida, Ula ya es sometida a entrenamientos para entretener a los miles de visitantes que acuden cada mes al Loro Parque.

El centro escuda esta reproducción, totalmente artificial, en la investigación científica y en la educación, pero realmente sus exhibiciones apenas tienen contenido educativo y los estudios científicos en la edad de la tecnología pueden llevarse a cabo en la naturaleza mediante técnicas poco invasivas.

Ahora también falta por ver si Morgan, “fuente” de nuevos individuos en cautividad para el parque, permanecerá 5 años sin volver a criar, periodo normal de descanso para las madres entre embarazos, o si una vez más los intereses del Loro Parque se sobrepondrán al bienestar animal, como ya ocurrió en 2012 con Kohana.

Total 2 Votes
0

Tell us how can we improve this post?

+ = Verify Human or Spambot ?