Menores, de 15 y 17 años, artífices de espeluznante lidia y muerte de becerros en Esquivias (TOLEDO)

1963

La plataforma La Tortura No Es Cultura ( de la que ANDA forma parte desde su fundación) y Animal Guardians han publicado un nuevo vídeo en el que se muestra como la novillera C. O., de solo 15 años, somete a un sufrimiento atroz al último de los becerros lidiados, debido, además de por la naturaleza cruel de la lidia, a su impericia, clavando varias veces el estoque en el exhausto animal (minuto 2:25, vídeo largo).

El vídeo muestra becerros de menos de dos años sometidos a un terrible castigo en manos de jóvenes estudiantes de las escuelas taurinas de Navas del Rey, Madrid y Guadalajara. Además de C. O., también participó otro menor (minuto 1:41, vídeo largo), D.P., de 17 años, que mató también sus primeros animales en público con sólo 15 años.

Llama la atención la cantidad de menores que asisten a la misma y son testigos activos de esta violencia hacia los jóvenes animales, contraviniendo lo indicado por el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas que en 2018 instó a España a prohibir la participación de menores de 18 años como toreros o espectadores de eventos taurinos con el fin de prevenir los efectos perjudiciales de tal violencia sobre ellos y la desensibilización hacia el sufrimiento de los animales, realizado por el mero hecho del entretenimiento.

Durante el vídeo son numerosos los comentarios de niño. Llama la atención el del niño que presente durante el desollamiento del animal insta a su padre: “¡Papá, vámonos!”. O el de otro, que una vez llegado al desolladero dice “»Está vivo» «Y ahora, le matan» «Ahora le matan»”.

La lidia del primer becerro es espeluznante para cualquier persona con un mínimo de sensibilidad. Al toro se le clava una banderilla en el vientre  y la novillera clava el estoque hasta dos veces al animal sin éxito. Durante un interminable descabello en el que el operario hurga una y otra vez en la nuca del animal mientras este parpadea, un niño comenta “Ahora sí está muerto”. Seguidamente se amputa la oreja al animal que es entregada a otros dos niños que son invitados a sostenerlas mientras dan la vuelta al ruedo con la artífice de la tortura y muerte del animal.


“¿Veríamos bien que niños y niñas martirizasen perros y gatos, o mismo ovejas, como forma de entretenimiento? ¿Por qué es diferente con bovinos? Claramente, no lo es. Permitir que niños y niñas torturen y maten animales, causando tan enorme sufrimiento, como espectáculo público es aberrante desde el punto de vista de su integridad física y mental, elimina su empatía hacia el sufrimiento del otro y abre la puerta a otras excepciones a la violencia, si esta les entretiene. Pero, además, contraviene el derecho del niño a vivir en un entorno libre de violencia. Exigimos al gobierno central y al de la Comunidad de Castilla La Mancha que tome las medidas pertinentes para evitarlo y seguir las directrices de Comité de Derechos del Niño de la ONU (CRC) que se comprometieron a acatar.”


Hemos lanzado la campaña www.bastabecerradas.org en el que instan a la ciudadanía a firmar una petición y a presentar una queja ante el presidente de Castilla La Mancha, el socialista Emiliano García-Page y el Ayuntamiento de Esquivias entre otras instituciones responsables para exigir el fin de las becerradas y la presencia o participación de menores en festejos taurinos.

TAUROMAQUIA ES VIOLENCIA.

https://www.facebook.com/100013217700334/videos/729258640858053/

Total 4 Votes
2

Tell us how can we improve this post?

+ = Verify Human or Spambot ?