El Tribunal Supremo de Pakistán admite los derechos legales de los animales no-humanos

380

La sentencia emitida por el Presidente del Tribunal Supremo de Pakistán establece que “no hay duda” sobre los derechos legales de los animales no-humanos, y pide específicamente que la elefanta Kaavan, cautiva en el Zoo de Marghazar desde 1985 por un regalo del gobierno de Sri Lanka, sea liberada y trasladada a un santuario. El juez Athar Minallah abre además su sentencia con una cita textual de Mahoma: «Una buena acción hecha a un animal es tan meritoria como una buena acción hecha a un ser humano, mientras que un acto de crueldad hacia un animal es tan malo como un acto de crueldad hacia un ser humano».

El proceso judicial surgió como resultado de tres peticiones presentadas en nombre de diversas especies, y la sentencia de casi 70 páginas comienza con una reflexión sobre cómo la crisis del COVID-19 ha presentado «una oportunidad para que los humanos se relacionen con el dolor y la angustia que sufren otros seres vivos» causados ​​por «la arrogancia» de los humanos. El tribunal además ha denunciado el estado de otros Animales en el zoo, incluso el comportamiento de los visitantes. “Los zoológicos no tienen ningún propósito”, ha denunciado el juez pakistaní. El juez Athar Minallah se ha referido en su histórica sentencia a otro de los casos legales abiertos por la organización Non Human Rights Project, el de la elefanta Happy y su cautividad en el zoo del Bronx.

Habla de Happy como una “reclusa” y explica al mencionar su caso como un ejemplo de que «los zoológicos no tienen ningún propósito, excepto mostrar a sus internos vivos como piezas de colección».

Una nueva victoria para los animales presos de todo el mundo. La historia de Kaavan se llevó a los tribunales gracias al trabajo de la organización Non Human Rights Project, creada por el abogado Steven Wise con la misión de que se reconozca en Estados Unidos la persona legal y los derechos constitucionales de los animales no-humanos.

El proceso de defensa legal que realizó con el chimpancé Tommy fue la historia central del documental Unlocking The Cage, dirigido por Chris Hegedus and D A Pennebaker en el año 2012. Esta ONG ha calificado la sentencia como “una gran señal de progreso en la lucha global por los derechos de los animales no humanos».

Una vida de prisión, soledad y pérdida.

En declaraciones del Director Ejecutivo del Non Humans rights Project, Kevin Schneider, «la consideración cuidadosa del juez Minallah de los derechos de los animales no humanos junto con los derechos humanos y la protección del medio ambiente es la única respuesta judicial adecuada a las crisis existenciales que enfrentan los animales en todo el mundo». Según el presidente de Non Humans Rights Project, Steven M. Wise, «para innumerables animales no humanos, una vida de prisión, soledad y pérdida es todo lo que sabrán».

Total 1 Votes
0

Tell us how can we improve this post?

+ = Verify Human or Spambot ?