Confirmado: Extremadura recorta en Educación y Juventud, pero Subvenciona con Más de un Millón de Euros la Tauromaquia

307

El pasado 4 de junio ONG´s Extremeñas, nacionales e internacionales, entre ellas la plataforma La Tortura No Es Cultura (de la que ANDA forma parte desde su fundación), enviaron al presidente de la Junta Extremadura, Guillermo Fernández Vara una carta en la cual le pedían que no subvencionase la tauromaquia y le exigían transparencia en relación a las ayudas que, desde la Junta, se preste al sector taurino con fondos públicos. La misiva, firmada por la Plataforma La Tortura No Es Cultura, Animal Guardians, AVATMA, Plataforma Defensa Animal Extremeña y Ecologistas Extremadura, fue consecuencia de la reunión que el presidente extremeño mantuvo con el lobby taurino el miércoles 27 de mayo con diversos representantes del mundo taurino, como el presidente de la Fundación del Toro de Lidia (FTL), Victorino Martín, el ganadero Borja Domecq, el empresario Antonio Barrera y los toreros Cayetano Rivera Ordóñez y Miguel Ángel Perera, y que puso en alerta a las organizaciones animalistas sobre posibles ayudas públicas al sector.

Las organizaciones, a las que ahora se une también Adana Badajoz y Extremadura Ecofeminista, afirman que no han recibido ninguna respuesta a su carta por parte del Gabinete de Presidencia, ni de ningún otro organismo del Gobierno autonómico, han visto cumplidas sus sospechas.

El BOE del viernes 12 de junio ha anunciado las ayudas al sector taurino bajo el epígrafe “ concesión de subvenciones dirigidas al apoyo y fomento de la cultura taurina en la Comunidad Autónoma de Extremadura”. Sin embargo no se anuncian las cantidades que se destinarán a dicho fin.

De acuerdo a un informe realizado por El País, en esta comunidad autónoma ya se habían presupuestado para 2020 al menos 1.036.000 millones de euros para ayudar a la tauromaquia.

Esta semana hemos sabido además que en Extremadura los ganaderos de toros de lidia podrán acogerse también a subvenciones a través de la prevista modificación del Programa de Desarrollo Rural, pero una vez más no se sabe cuáles serán las cantidades.

Todas estas ayudas económicas con fondos públicos se suman a las ya cuantiosas subvenciones que los ganaderos de lidia reciben del Programa Agrario Común (PAC) de la Unión Europea. Según reveló AVATMA en base a un estudio del propio sector taurino, el 31,6% de los ingresos de las ganaderías de lidia proviene de la PAC. Esto incumple claramente el objetivo de este programa, que es proporcionar a los europeos carne de calidad. De todos es sabido que la carne de animales lidiados es considerada un subproducto cárnico debido a su bajísima calidad y riesgo de contaminación bacteriológica y no se admite en cadenas de distribución.

Realmente cuesta entender que se destinen fondos públicos a un sector ya de por sí tan subvencionado, considerando el enorme rechazo social que genera (el 63,5% de los extremeños no está a favor de esta práctica y el 28% la prohibiría directamente- Electomanía 2020), que a pesar de las ayudas que ya recibe se encuentra en bancarrota (los festejos taurinos han caído en Extremadura en un 62% desde 2011 (Ministerio de Cultura) y especialmente considerando que la Comunidad extremeña mantiene en 2018 la tasa más elevada de todas las regiones en el porcentaje de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social (indicador Arope) y tasa de pobreza; la segunda en privación material severa; y la tercera en la tasa de baja intensidad de empleo (BITH), con un 37,6% de su población (404.000 personas) en riesgo de pobreza (Fuente: “Estado de pobreza 2019”).

Además, el 7 de junio se anunciaron un recorte de 302 plazas en la educación pública y la cancelación total de ayudas a las Asociaciones Juveniles de la región, lo que deja a sectores tan importantes como la educación formal y no formal en una situación de precariedad absoluta en plena crisis. Según Carmen Ibarlucea, presidenta de la Plataforma La Tortura No Es Cultura, Esto muestra una vez más que la educación y la protección de la infancia extremeña no es una prioridad para el Gobierno socialista, pese a ese 48,2% de infancia en riesgo de pobreza y exclusión social en la región, pero la tauromaquia sí lo es”.

La Junta de Extremadura anunció el martes 26 de mayo que no puede asumir de momento la subida salarial del 2% para los empleados públicos debido a las actuales circunstancias derivadas de crisis sanitaria, que han provocado una caída de la recaudación y un gasto sanitario sobrevenido. La vicepresidenta primera y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales explicó que la previsión de la caída de la recaudación, según datos del Ministerio de Hacienda, ascenderá a 9.500 millones de euros, lo que supone una caída del PIB del 9,2%, un descenso optimista según avalan organismos como la Airef, el Banco de España y FMI, que lo sitúan por encima del 12%.

 “Nos entristece y nos avergüenza tener que constatar que el poder del lobby taurino y su capacidad de influencia y presión sobre las administraciones públicas, llegue a ponerse por delante de las necesidades de la infancia, de la educación, de la sanidad y de la verdadera cultura” añade Ibarlucea. La participación de menores de 18 años en eventos taurinos contraviene la recomendación del Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas (ONU). Sin embargo, en Extremadura es habitual la subvención de escuelas taurinas con dinero público así como la promoción de la presencia de niños, niñas y adolescentes en las corridas y encierros.

950.000 euros son destinados a la escuela taurina desde la Diputación de Badajoz, donde niños aprenden el maltrato y muerte de bovinos, pudiéndolo hacer, según el reglamento de escuelas taurinas de esta comunidad, con reses vivas a partir de los 14 años, incumpliendo las directrices del Comité de los Derechos del Niño de la ONU que en el 2018 instó a España a prohibir la participación de menores de 18 años en festejos taurinos, ya sea como espectadores o como toreros. Igualmente, esto incumple la Constitución española, por cuanto en su artículo 20 sobre los derechos fundamentales y de las libertades públicas, el punto 4 señala que “Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.”

En vista a la realidad, en esta comunidad, la supuesta cultura taurina está por encima del interés superior del menor.

“Atendiendo a nuestra carta del 5 de junio, seguimos exigiendo al Presidente de la Junta de Extremadura que haga públicas las cuentas en las que se basa el sector taurino para afirmar que, “vía impuestos aporta 549 millones de euros anuales. Igualmente, queremos saber a cuánto ascienden las ayudas totales que les entregan vías subvenciones”.

Total 1 Votes
1

Tell us how can we improve this post?

+ = Verify Human or Spambot ?