Concentración antitaurina en Alfafar (Valencia)

320

ANDA ha sido una de las asociaciones adheridas a la protesta para manifestar nuestra repulsa a la tauromaquia y a todos los espectáculos que utilizan animales por pura diversión de unos cuantos y que son subvencionados con el dinero de nuestros impuestos.

La concentración fue difundida por muchos compañeros de asociaciones de defensa de los animales y también se pidió que no fueran todos para que no pudieran decir que había aglomeraciones y lo importante no es la cantidad, sino el mensaje que estamos transmitiendo por una sociedad libre de violencia.

Nuestros compañeros leyeron un manifiesto donde básicamente decían que se debe cumplir lo que dice la Ley de la Generalitat de la Comunidad Valenciana al respecto: que los menores no pueden participar en espectáculos donde se maltratan animales.También hicieron hincapié en las recomendaciones que el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas instó en 2018 a España a prohibir la participación de menores de 18 años como toreros o espectadores de eventos taurinos con el fin de prevenir los efectos perjudiciales de tal violencia sobre ellos y la desensibilización  hacia el sufrimiento de los animales, realizado por el mero hecho del entretenimiento.

A la protesta acudieron personas con sus hijos y al acabar el acto fueron identificados por la Guardia Civil diciendo que los menores no pueden participar en concentraciones, nuestro compañero también fue identificado como responsable de la protesta.

Nuestro compañero ha expresado públicamente su malestar porque no entiende por qué no permiten que los padres vayan con sus hijos a una concentración pacífica y sí permiten que vayan con sus padres  a ver cómo torturan a animales indefensos. El mensaje que se transmitió  fue en contra de la violencia ya que, en todo momento se defendieron los derechos y protección de la infancia. Una persona que estuvo presente en la protesta con su hija de 7 años dijo que la niña estuvo jugando durante todo el rato con el ordenador y no entiende por qué fue identificada.

La Subdelegación del Gobierno de Alicante  desmiente todo y dice claramente que no hay ninguna ley que prohíba a los menores asistir a una concentración pública y autorizada donde precisamente se defienden los derechos de la infancia y de los animales, el hecho de que  la Guardia Civil pidiera los datos al organizador y a las madres  que iban con sus hijos es algo que no se corresponde con la realidad según la misma Subdelegación del Gobierno. Quizá la Subdelegación del Gobierno de Valencia tenía que haber enviado unas normas para que todos los asistentes hubieran tenido conocimiento de ello. Nuestros compañeros cumplieron estrictamente la legalidad en todo momento.

Nuestros compañeros han presentado vía fax una reclamación administrativa ante la Subdelegación del Gobierno por las trabas qué tanto este año como el año pasado pusieron a la concentración que se organizó.
El año pasado se cambió el lugar de la concentración a última hora sin avisar con tiempo, sin dar tiempo para que se hubiera podido recurrir al juez de lo Contencioso Administrativo cuyo recurso creen que hubiese prosperado ya que el motivo para cambiar la protesta a un callejón fue absurdo y sin argumentos. Desde la Guardia Civil también pusieron demasiadas pegas.

En cuanto a la protesta participaron algo más de 30 personas manteniendo las distancias de seguridad y llevando mascarillas.

A la protesta acudió el medio de comunicación  APUNT a hacer un reportaje para la televisión y se leyó un  manifiesto donde nuestros compañeros explicaron por qué quieren unas fiestas alternativas al maltrato animal como el Bou en corda donde los animales sufren, Bou embolat dónde tienen fuego prácticamente hasta por la cara, la cagada del manso dónde a un animal se le da un laxante hasta que hace sus cosas donde la gente ha apostado y todo esto no debe ser subvencionado con los impuestos de todos los ciudadanos ni  presenciado por menores.

 Dicen nuestros compañeros que cada año en Alfafar intentan perjudicarles de alguna forma pero ellos insisten en que van a seguir  luchando desde la más absoluta legalidad para pedir un mundo mejor para los animales, para la infancia y para que no sigan muriendo personas en los festejos, también rechazan que el alcalde utilice sus redes sociales para no respetar a los ciudadanos  que expresan su opinión contra el maltrato animal.

Nuestro compañero añade que, lleva muchos años participando en concentraciones antitaurinas dónde han estado menores y nunca ha ocurrido nada, si de verdad queremos cambiar el mundo y defender a la  infancia hay que defenderla de verdad, aún así la concentración ha sido un éxito y van a seguir haciendo lo que sea necesario de forma legal y pacífica.

Total 2 Votes
0

Tell us how can we improve this post?

+ = Verify Human or Spambot ?