“Nos esforzamos por difundir nuestro respeto por los animales y la naturaleza”

España debe dar otro ejemplo y apoyar el fin del comercio de marfil ante la Unión Europea

Madrid, 16 de abril de 2012.- La presencia del Rey en Botsuana y su participación en una cacería ha generado un gran revuelo político y mediático que por desgracia ha dejado en segundo plano la triste realidad que sufren los otros protagonistas de esta polémica: los elefantes.

Más allá de la oportunidad del momento, de la crisis económica, o de si una cacería de elefantes es compatible con la imagen de un Jefe de Estado, no podemos obviar ni olvidar a estos nobles animales, que despiertan una gran simpatía, ternura y cariño entre los súbditos de nuestro Rey y de otros muchos reyes y jefes de Estado, que sin duda, también habrán tenido a estos animales en su mira telescópica.

Tras la drástica caída del número de elefantes en África en los 90 que los colocaron al borde de la extinción la comunidad internacional tomó medidas drásticas; se invirtieron millones de euros, se prohibió el comercio de marfil y se iniciaron políticas conservacionistas. Como resultado la población de elefantes se recuperó en países como Bostuana, ¿para qué?, ¿para hacer negocio con su muerte?

Tras el susto de los 90 a ciertos países africanos se les permitió de nuevo vender marfil (curiosamente España votó a favor de levantar la prohibición de venta de marfil) y la organización de cacerías aumentó (y, como hemos visto, con participación española). Los datos del año 2011 señalan, de nuevo, un descenso en el número de elefantes y amenaza con volver a la situación de los años 90 si no tomamos medidas rápidas. Todavía estamos a tiempo de corregir esta tendencia pero para ello Jefes de Estado de países como España deben dar ejemplo y dejar de matar elefantes. España debe apoyar en los foros europeos e internacionales una prohibición clara y tajante del comercio de marfil. Nuestra imagen saldría muy beneficiada y los elefantes nos lo agradecerían enormemente.

Facebook
volver atras
logo anda