Madrid, 25 de febrero de 2013.- La  Federación de Asociaciones P..." /> A.N.D.A. - Articulos

“Nos esforzamos por difundir nuestro respeto por los animales y la naturaleza”

FAPAM alerta de que la Real Sociedad Española de Galgos es cómplice de la situación desesperada que viven estos animales

Madrid, 25 de febrero de 2013.- La  Federación de Asociaciones Protectoras  y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid  (FAPAM) exige a la REAL FEDERACION ESPAÑOLA DE GALGOS  que tome de una vez por todas medidas para controlar que los galgueros mantengan a sus perros en condiciones adecuadas y así evitarán tantos robos y sobre todo tanto maltrato a estos animales.

Matilde Cubillo, Presidenta de FAPAM afirma: "Es vergonzoso que la Federación
Española de Galgos alegue que los casos de abandono y maltrato de galgos son
consecuencia de los robos. Saben de sobra que la mayoría de sus federados incumplen las leyes de protección animal sistemáticamente y desechan a los galgos cruelmente.
Propongo públicamente y ante losmedios de comunicación como testigos, que elijamos junto a la Federación de Galgos a 20 federados al azar y vayamos a visitar, sin previo aviso, las instalaciones donde mantienen a los galgos y comprobar todos los movimientos de sus animales durante los últimos cinco años".

Las penosas condiciones de alojamiento, la nula atención y la vigilancia diaria
de sus necesidades más básicas en las que lamayoría de los galgueros mantienen a sus galgos que viven en verdaderos cuchitriles, zulos en general lugares escondidos, dan lugar a que sean robados con bastante facilidad.


La Federación de Galgos debería controlar a sus galguerosfederados e impedirque el galgo sea considerado como un objeto de usar y tirar. Miles de galgos son desechados al año sin ningún escrúpulo porque no sirven para el uso al que se les quiere destinar. La continua cría a destajo da lugar a una situación insostenible en la que miles de galgos sufren consecuencias crueles, que van desde ser sacrificados en perreras con apenas dos años de edad, perreras donde solo les espera una muerte segura, hasta el abandono, pasando por el ahorcamiento,ser abatidos a tiros, lanzados a un pozo o salvajemente torturados como el reciente caso de la galga apaleada en la vía pública enHorcajo (Cuenca).


Según Arancha Sanz de Madrid, abogada de la FAPAM, "las protectoras de
animales son testigos impotentes de tanta salvajada y saben que mientras no se apliquen las leyes de forma contundente sobre este colectivo y sus responsables como es la propia Federación de Galgos, no tome medidas para que estos animales sean considerados seres vivos que sufren y sienten y dejen de ser considerados cuando ya no les sirven simples deshechos, esta actividad seguirá siendo una lacra para nuestra sociedad en pleno siglo XXI".

Fuente: FAPAM

Facebook
volver atras
logo anda