MADRID, 24 de abril 2013.- Mient..." /> A.N.D.A. - Articulos

“Nos esforzamos por difundir nuestro respeto por los animales y la naturaleza”

Sólo el 13 por cierto de los españoles apoyan firmemente las corridas de toros

MADRID, 24 de abril 2013.- Mientras se debate en el Parlamento la iniciativa legislativa popular que busca declarar la tauromaquia Bien de Interés Cultural en toda España, una encuesta de opinión pública realizada por Ipsos MORI por encargo de Humane Society International revela que la mayoría de los españoles no aprueba que se utilicen fondos públicos para la actividad taurina y que tres cuartas partes de la población no han asistido a una corrida de toros en los últimos cinco años.

Sólo el 13 por ciento de los españoles apoyan firmemente las corridas de toros, de acuerdo con resultados de la encuesta.

Una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) con el apoyo de los aficionados taurinos para proteger y promover las corridas de toros en todo el país se debate por la Comisión de Cultura del Congreso antes de pasar al Senado y ser finalmente aprobada o no. La tauromaquia ya recibe alrededor de 600 millones de euros en subvenciones españolas y europeas. Si esta ley es aprobada, aún más dinero público será utilizado para financiar y promocionar este espectáculo cruel en el que los toros son atormentados y heridos repetidamente hasta su muerte.

"El toreo es un espectáculo cruel y obsoleto que no tiene cabida en la España moderna", afirma Kitty Block, vicepresidenta de Humane Society International, una de las más importantes organizaciones de protección animal del planeta. "Claramente, la encuesta muestra que la gran mayoría de los españoles no se identifican con la crueldad hacia los toros y no quieren ver cómo más fondos públicos son volcados en este horrible y sangriento espectáculo. Humane Society Internacional insta a los políticos de España a que rechacen la Iniciativa Popular que pretende blindar la tauromaquia, porque no se trata más que de un cínico intento de conseguir dinero de los contribuyentes para mantener con vida una industria moribunda. Celebremos el patrimonio sin crueldad artístico, cultural y arquitectónico de España y releguemos a los libros de historia de la tortura de los toros como entretenimiento".

Las cifras publicadas recientemente por el Ministerio de Cultura indican que la asistencia a corridas de toros se encuentra en un mínimo histórico. Desde 2007 - 2011 corridas de toros en España se redujeron de 3.650 al año a sólo 2.290 siendo sólo una fracción (590) la que incluye la participación de toreros de alto rango contra toros adultos. Las cifras tienden a descender aún más durante el año 2012 a raíz de la recesión y la introducción de una prohibición total de las corridas de toros en Cataluña.

Resultados clave de la encuesta de opinión:

- Setenta y seis por ciento se opone a uso de fondos públicos para apoyar a la industria taurina.

- Sólo el 29 por cierto de la población apoya la tauromaquia (sólo un 13 por ciento la apoya "firmemente").

- Setenta y cinco por ciento de los encuestados dijeron que no habían asistido a una corrida de toros en los últimos cinco años.

- Siete por ciento de los encuestados dijeron que asisten a una corrida de toros "una vez al año", frente al 20 por ciento que dijo que visitó una exposición de arte o museo, el 19 por ciento que hizo visitas al teatro y el 12 por ciento de los que asistieron a los partidos de fútbol.

- El sesenta y siete por ciento se muestra de acuerdo en que a los niños menores de 16 años no se les debe permitir asistir a las corridas de toros.

Las corridas de toros ya están prohibidas en muchos países, entre ellos Argentina, Canadá, Cuba, Dinamarca, Italia y el Reino Unido. Sin embargo, los eventos que todavía tienen lugar en España, Francia, Portugal, Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador y México. Algunas ciudades españolas, como Calonge, Tossa de Mar, Vilamacolum y La Vajol, han prohibido las corridas de toros, así como Cataluña y Canarias.

Desde el Partido Animalista PACMA y la Plataforma La Tortura no es Cultura consideramos que el Gobierno y los partidos que apoyan la declaración de las corridas de toros como Bien de Interés Cultural, en lugar de escuchar las demandas de la sociedad, pretenden blindar la tauromaquia ante el creciente rechazo de la sociedad española a los festejos taurinos, y el aumento de la sensibilidad hacia el trato que damos a los animales en nuestro país.

Facebook
volver atras
logo anda