A.N.D.A. - Articulos

“Nos esforzamos por difundir nuestro respeto por los animales y la naturaleza”

El Centro de Animales Salvajes de Alicante organiza visitas guiadas para escolares

Alicante, 13 de Enero de 2014.-EML El Centro de Rescate de Animales Salvajes, dependiente de la Concejalía de Sanidad y Consumo del Ayuntamiento de Alicante y ubicado en la Finca El Roal de Tángel, empezará este trimestre a recibir la visita de escolares de Alicante.

El Consistorio y la Fundación Internacional para la Protección de los Animales Raúl Mérida (Fiparm), que gestiona el complejo, llevan años diseñando este proyecto educativo que posibilitará que los niños alicantinos conozcan este centro, único en España, y entren en contacto con animales salvajes. Animales que tienen detrás historias conmovedoras pues casi todos ellos han llegado a la finca después de sufrir malos tratos o el abandono de sus propietarios. Una oportunidad única para inculcar a los niños de la ciudad el amor y el respeto por los animales.

Este año esta iniciativa podrá por fin ponerse en marcha, dado que la Conselleria de Medio Ambiente ha otorgado al centro hace unos días la preceptiva autorización de la Generalitat para que sus instalaciones sean visitables con fines educativos.

La Concejalía de Sanidad, Consumo y Medio Ambiente y la Fundación Protectora de Animales Raúl Mérida, han diseñado un ambicioso programa educativo dirigido a escolares que acudan al centro, con la finalidad de que se involucren en el conocimiento y defensa de la flora y la fauna. Las visitas serán gratuitas y las guiará el personal de la fundación.

El Centro de Rescate de Animales Salvajes funciona desde 2009 y en él conviven cerca de un centenar de especies, que llegan desde toda España. Todos ellos han sufrido maltrato, proceden del tráfico ilegal de especies, o iban a ser sacrificados por el cierre de las instalaciones zoológicas donde vivían.

Se trata de un lugar de paso, porque los animales solo están allí hasta que la fundación que lo gestiona les encuentra un lugar más adecuado, en reservas o instituciones especializadas en su cuidado.

Aunque llegan al centro animales de toda España, sobre todo los de gran tamaño, como leones o tigres, lo cierto es que muchos de los pequeños se han recogido en las calles de Alicante o la provincia. Monos, iguanas, serpientes y todo tipo de reptiles y mamíferos de pequeño tamaño.

Los animales exóticos en entorno urbano han sido tendencia desde los noventa, manteniéndose hasta hoy, en detrimento de las mascotas clásicas, pero se debe tener en cuenta que su mantenimiento es más costoso y genera muchos más problemas, ya que requieren de medidas de seguridad especiales, y medidas etológicas para asegurar su comportamiento como animal. No hay que olvidar que tienden a buscar su hábitat natural y por tanto se escapan con facilidad.

Desde la Concejalía de Sanidad y Medio Ambiente advierte de que al adquirir estos animales se debe estar seguro de su trazabilidad: conocer su origen, sus necesidades etológicas y que no pueden ser soltados ni puestos en libertad, ya que muchos se convierten en fauna invasora.

«Tenemos el caso grave en la Comunidad Valenciana de las tortugas galápago de florida, típicas de acuarios, que puestas en libertad se adaptan eliminando a la autóctona como la tortuga leprosa», explica el concejal, Luis Barcala.

«No hay que olvidar que es muy difícil tenerlos en cautividad y cumplir con sus necesidades, y se producen problemas tanto por su facilidad escapista como por los problemas que genera su abandono, y la imposibilidad de una futura adopción», añade el edil.

La tendencia a la posesión de estos animales, en ocasiones prohibidos por la legislación, no disminuye desde el año 2000. Cada vez es más numerosa la venta de ardillas, camaleones, tortugas y otro tipo de animales exóticos, muchos de los cuales acaban muertos en la calle o, con suerte, en El Roal.

Facebook
volver atras
logo anda