Madrid, 11 de Febrero de 2014.-  La Asociación Nacional para la ..." /> A.N.D.A. - Articulos

“Nos esforzamos por difundir nuestro respeto por los animales y la naturaleza”

ANDA pide al Colegio de Veterinarios de Huesca máxima precaución ante los casos de cachorros importados con cartillas falsas

Madrid, 11 de Febrero de 2014.-  La Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA) se ha dirigido al Colegio Oficial  de Veterinarios de Huesca para alertar sobre el enésimo caso de un cachorro de perro comprado con la máxima ilusión y que, lamentablemente, murió a las pocas semanas a causa de una enfermedad que traía desde su país de origen. En esta ocasión el visto bueno para la venta del cachorro fue obtenido en Huesca pero son muchas otras las ciudades españolas a donde llegan animales procedentes de criaderos ilegales. Es por ello que desde la ONG se recomienda adoptar siempre como primera opción.

Concretamente nos referimos a la compra el pasado mes de Diciembre de un cachorro de bichón maltés por parte de un particular residente en Cantabria. El cachorro se entregó acompañado de su preceptiva cartilla veterinaria en la que se indicaba que el animal había nacido el 17 de Agosto y había sido vacunado por primera vez el 22 de Octubre.

Dado que el animal presumiblemente fue entregado ya enfermo tuvo que ingresar en una clínica veterinaria en cuanto llegó a Santander procedente de Huesca. El informe veterinario realizado en la capital cántabra además de detallar los aspectos relativos a la enfermedad que finalmente provocó la muerte del cachorro, establece más allá de toda duda que el animal no tenía más de dos meses. Es decir que en el momento de la supuesta administración de la primera vacuna, el perro no había nacido o tenía, como mucho, días.

Esta contradicción sobre la edad del cachorro nos preocupa especialmente teniendo en cuenta el actual contexto de importación de cachorros de perros de Hungría o Rumanía hacia centros de cría y venta de Europa Occidental (incluida España). Estos animales se transportan sin haber cumplido la edad mínima requerida por la documentación sanitaria y de identificación para este tipo de movimientos comerciales por lo que es práctica habitual presentar documentación sanitaria en forma de cartillas veterinarias en las que la edad está falsificada (aumentando en unos meses la edad real del cachorro) y en las que aparece sellada la administración de unas vacunas que o bien nunca se les administró o que, si se hizo, su efecto es nulo dada la edad real de los cachorros.

Resulta realmente preocupante el hecho de que el informe veterinario realizado en Santander contradiga absolutamente lo firmado por un veterinario en Huesca en lo que se refiere a la edad del cachorro. "Por ello, estamos trabajando en el seno de las instituciones comunitarias para pedir un mayor control de los veterinarios a las autoridades competentes en origen pero para erradicar este tráfico ilegal es necesario también la colaboración de los veterinarios en los lugares de destino", comenta Alberto Díez, portavoz de ANDA.

Facebook
volver atras
logo anda