“Nos esforzamos por difundir nuestro respeto por los animales y la naturaleza”

Los elefantes africanos podrían extinguirse en un siglo si no se toman medidas más estrictas contra el tráfico de marfil

Madrid, 20 de agosto de 2014.- La caza ilegal de elefantes africanos parece haber aumentado en los últimos dos años, según se deduce del estudio presentado recientemente por la Universidad de Colorado (EEUU), un hecho que podría llevar a la extinción de los paquidermos en el continente si nadie lo remedia.

La emblemática especie pierde un dos por ciento del total de su población cada año, y además de la pérdida de su hábitat, la amenaza principal son los furtivos, que asesinan brutalmente a unos 30.000 individuos cada año.

A pesar de que el comercio internacional de marfil está prohibido desde 1989, cada país es libre para vender marfil nacional obtenido de los elefantes que mueren por causas naturales en su territorio. Además, en algunas ocasiones se ha permitido a países como Botswana o Mozambique la venta al exterior de sus reservas de marfil, legal o incautado. Precisamente son estos mercados legales los que los furtivos y comerciantes ilegales aprovechan para poder sacar a la venta su producto.

Debido a la gran dificultad existente para distinguir el marfil legal del ilegal ?solo expertos en vida salvaje son capaces de ello- desde ANDA consideramos que la única manera de acabar con este problema es eliminar cualquier excepción para vender marfil ilegal, destruir todas las reservas de este material existentes en los países africanos y tratar de concienciar a la población ?especialmente china y tailandesa, donde más popularidad tienen los obejtos de marfil- sobre la inconveniencia de adquirir este producto, provenga o no de la caza furtiva.

Facebook
volver atras
logo anda