Madrid, 19 de Diciembre de 2014.-  La Asociación Nacional para la Defensa d..." /> A.N.D.A. - Articulos

“Nos esforzamos por difundir nuestro respeto por los animales y la naturaleza”

El Juzgado de Fraga condena a un criadero de dudosa credibilidad a indemnizar por la muerte de un cachorro regalo de Navidad

Madrid, 19 de Diciembre de 2014.-  La Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA) desea expresar su satisfacción tras la condena judicial a un criadero de Fraga (Huesca) a indemnizar a la compradora de un pichón maltés entregado sin llegar a la edad mínima de vacunación y enfermo de hepatitis con la devolución del dinero de la compra, el pago de los gastos veterinarios y las costas.

Este caso llegó a oídos de ANDA las pasadas Navidades, cuando el particular que adquirió el cachorro buscó asesoramiento ante la repentina muerte del perro, por el que nada se pudo hacer a pesar se ser hospitalizado y atendido de urgencia.

El informe veterinario realizado,  además de detallar los aspectos relativos a la enfermedad que finalmente provocó la muerte del cachorro, establece más allá de toda duda que el animal no tenía más de dos meses. Es decir que en el momento de la supuesta administración de la primera vacuna, el perro no había nacido o tenía, como mucho, días.

Esta contradicción sobre la edad del cachorro  preocupaba especialmente teniendo en cuenta el actual contexto de importación de cachorros de perros de Hungría o Rumanía hacia centros de cría y venta de Europa Occidental (incluida España). Estos animales se transportan sin haber cumplido la edad mínima requerida por la documentación sanitaria y de identificación para este tipo de movimientos comerciales por lo que es práctica habitual presentar documentación sanitaria en forma de cartillas veterinarias en las que la edad está falsificada (aumentando en unos meses la edad real del cachorro) y en las que aparece sellada la administración de unas vacunas que o bien nunca se les administró o que, si se hizo, su efecto es nulo dada la edad real de los cachorros.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº1 de Fraga, ante las pruebas presentadas y la escasa credibilidad de la veterinaria de esta empresa, investigada por la falsificación de cartillas, ha condenado al criadero CES por todos los daños y perjuicios causados al adquiriente del animal, un hecho que debe animar a todos aquellos que sean estafados por este tipo de criaderos fraudulentos a denunciar.

Desde ANDA recomendamos siempre adoptar pero en el caso de que se realice la compra de un animal es importante acudir a criaderos certificados y si puede ser en persona, para comprobar el estado de las madres y de los cachorros. En caso de el animal que se ha adquirido esté enfermo, resulta muy relevante denunciar ante las Organizaciones de Consumidores y Usuarios o ante los tribunales los hechos, con el objetivo de parar los pies a estas mafias que tanto dolor causan a los animales de compañía y a las personas que, ilusionadas, las habían adquirido.

Facebook
volver atras
logo anda