Madrid, 11 de Febrero de 2015 A.N.D.A. - Articulos

“Nos esforzamos por difundir nuestro respeto por los animales y la naturaleza”

Millones de ratones se librarán de ser utilizados para probar la toxicidad del marisco gallego

Madrid, 11 de Febrero de 2015.-  La Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA) alaba la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, hecha pública esta mañana, que obligará a España a reemplazar el uso de ratones  -unos 600.000 al año en toda la Unión Europea- para detectar las toxinas de los bivalvos (principalmente ostras, mejillones, almejas y vieiras) por un método alternativo de carácter químico.

Desde finales de 2011, el Reglamento CE 15/2011 permite el uso de métodos alternativos que no utilizan animales -los cuales se veían sometidos a un dolor extremo y una posterior muerte - en las pruebas para la detección de biotoxinas marinas en moluscos destinados para el consumo humano.

La autoridad científica EFSA indicó que los métodos con animales presentaban deficiencias y no se consideraban adecuados para asegurar la seguridad alimentaria, por lo que la Comisión Europea otorgó a los Estados Miembros un plazo, que terminó a finales del año pasado, para aplicar los métodos químicos. Sin embargo, España, uno de los principales productores europeos y mundiales de marisco, apeló contra esta decisión al considerar que el impacto económico de la misma era "desproporcionado".

Alberto Díez, portavoz de ANDA, se muestra muy satisfecho ante esta decisión, que supone  "un avance importante en el reconocimiento de los métodos alternativos que siendo más fiables, no implican sufrimiento para los animales, permitiendo que ganemos todos". ANDA se había dirigido a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición para solicitar que se adelantara el final de la experimentación con animales.

Hoy el Tribunal Europeo de Justicia da la razón a la Comisión, al considerar que este mayor coste económico inicial es proporcionado puesto que los métodos alternativos son más seguros para la salud pública, y además, permitirán la reducción del uso de animales en experimentación. El Tratado de Lisboa en su artículo 13 se establece que la Unión Europea tiene una obligación legal de tener en cuenta el bienestar de los animales. Por otra parte la Directiva CE 63/2010, cuyo Artículo 4(1) establece que "los Estados miembros velarán, cuando sea posible, por el uso de un método o estrategia de ensayo científicamente satisfactorio que no conlleve la utilización de animales vivos, en lugar de un procedimiento con animales".

 

Facebook
volver atras
logo anda