“Nos esforzamos por difundir nuestro respeto por los animales y la naturaleza”

El nuevo etiquetado de productos cárnicos pone más fácil el ser un consumidor más responsable

Madrid, 20 de Abril de 2015.-El nuevo reglamento de etiquetado de la carne, que entró en vigo el pasado 1 de abril y será obligatorio para todos los estados miembros de la UE, hará que la compra de productos cárnicos procedentes de animales que no hayan soportado eternos viajes sea más sencilla.

Lamentablemente, la nueva normativa no contempla el país de nacimiento, ya que dicha inclusión obligaría a implementar nuevos sistemas de trazabilidad de un coste bastante elevado. Sin embargo esta información sería también relevante para saber que el animal tampoco ha sufrido largos viajes durante su vida. Otra de las indicaciones que ANDA echa de menos que se especifique el método de sacrificio, para que pueda saberse si el animal fue aturdido antes de su muerte, situación que no ocurre con la carne "halal", que por motivos de carácter religioso está exceptuada de este requisito.

El reglamento obliga a la indicación del país de origen o del lugar de procedencia para la carne fresca, refrigerada o congelada de porcino, ovino, caprino y aves de corral. El etiquetado del origen de la carne deberá seguir unas indicaciones para que el usuario final pueda conocer de forma clara el lugar de cría y el lugar de sacrificio del animal, obteniendo de esa manera información y garantía del origen de la carne.

En el etiquetado de la carne se deberá mencionar de forma general:

  • Criado en: País en el que se ha criado el animal.
  • Sacrificado en: País de sacrificio del animal.
  • Origen: Sustituye a las menciones anteriores de "criado en" y "sacrificado en" en el caso que la carne proceda de animales nacidos, criados y sacrificados en un único país.

 

 

Facebook
volver atras
logo anda