“Nos esforzamos por difundir nuestro respeto por los animales y la naturaleza”

La última inspección de transporte de animales vivos confirma el sufrimiento que les causa

Madrid, 23 de Julio de 2015.- ANDA, junto a la organización internacional Animals Angels ha realizado un año más la inspección veraniega de transporte de animales vivos entre España e Italia.

En la última década la situación ha mejorado, y tanto los representantes de la industria ganadera y los transportistas como las autoridades competentes presumen de ello. ¿Qué significa realmente esta mejora? Básicamente, ya no se observa sangre manando de las paredes de los camiones. Pero los animales transportados todavía padecen calor, sed, miedo, estrés y hacinamiento.

Y tal como sucedía hace nueve años, ninguno de los transportes inspeccionados cumple realmente con la legislación europea de protección a los animales. Los intereses económicos priman sobre el bienestar animal, que se ve seriamente comprometido con regularidad.

Los animales son introducidos en los camiones al mediodía, a pesar de las altas temperaturas y las alertas por calor, en trailers sobrecargados donde no tienen espacio para tumbarse y sin ningún tipo de sistema de ventilación o de avituallamiento de agua.

En un camión los inspectores de ANDA y Animals Angels encuentran una vaca con un cuerno roto y sangre en su hocico, seguro que por problemas durante la carga. Los transportes de animales a larga distancia para su engorde o hacia el matadero nunca cumplen la ley, pues esto sobrepasaría lo económicamente razonable, y tras la experiencia de estas ONG realizando el seguimiento de miles de traslados, no hay duda de que no pueden desarrollarse sin causar sufrimiento a los animales. La única solución es reducir drásticamente este tipo de transporte de animales a larga distancia.

 

 

Facebook
volver atras
logo anda