Turistas obesos dejan heridos a los burros y mul..." /> A.N.D.A. - Articulos

“Nos esforzamos por difundir nuestro respeto por los animales y la naturaleza”

Turistas obesos están hiriendo a los burros que los llevan a recorrer la isla griega de Santorini.

Turistas obesos dejan heridos a los burros y mulas en la isla griega de Sontorini. El peso hace que los pobres animales sufran.

31 de julio de 2018. Los burros en la pintoresca isla griega de Santorini están siendo heridos llevando pesados turistas, y los lugareños recurren a la cría de mulas para que puedan transportar turistas más pesados. En verano hasta cinco cruceros al día traen cerca de 1,200 turistas a visitar la pequeña isla para maravillarse con sus idílicas casas blancas.

Santorini es conocida por su terreno montañoso y los burros se han utilizado tradicionalmente para transportar personas por las famosas zonas escalonadas a las que los vehículos no pueden acceder.

Con la obesidad en aumento, los animales se ven obligados a llevar cargas cada vez más pesadas mientras trabajan largas horas, siete días a la semana sin refugio, descanso y agua, dejándolos con lesiones en la columna y enfermedades por heridas abiertas a causa de las sillas de montar.

Las asociaciones de bienestar animal confirman  que con el aumento de turistas con sobrepeso los lugareños que desean sacar el máximo provecho de sus animales ahora están criando mulas, que son más grandes y más altas, tienen mayor resistencia y pueden transportar cargas más pesadas.

Un portavoz de la organización Help the Santorini Donkeys dijo:

"Se recomienda que los animales no carguen más del 20% de su propio peso corporal. Los turistas obesos y con sobrepeso, combinados con la falta de sombra y agua, así como el calor puro y los escalones adoquinados, es lo que está causando tal problema. Debería haber una restricción de peso. Con los burros no debería haber más de 50kg, pero ¿cómo se impondría eso y quién estaría allí para asegurarse de que eso suceda? Ahora tienen que recurrir al uso de mulas, porque los burros simplemente no son lo suficientemente fuertes".

Christina Kaloudi, de 42 años, se mudó a la isla de Atenas hace 10 años y creó Santorini Animal Welfare Association (SAWA) para ayudar a los burros con exceso de trabajo. En la última década ha notado que la cantidad de turistas con sobrepeso que llegan a la isla desde Estados Unidos, Rusia y el Reino Unido se ha triplicado.

Los lugareños afirman cada día que los burros hacen entre cuatro y cinco viajes hasta la ciudad de Fira, con temperaturas de hasta 30 grados a menudo sin descanso, sin protección del sol, con las riendas mal ajustadas y sin agua.

Christina dijo:

"La temporada de vacaciones en la isla ahora es mucho más larga de lo que solía ser, lo que significa que los burros trabajan durante todo el año. Si no transportan turistas por los escalones, están moviendo materiales de construcción o transportando pesadas bolsas de basura".

Algunos propietarios siguen el código, pero generalmente estos pobres animales son explotados y luego desechados cuando su vida laboral se acaba.

Christina dijo:

"Están obligados a trabajar en condiciones terribles sin agua adecuada, refugio o descanso y luego los encuentro atados fuera de mi refugio, apenas vivos".

"Los burros son animales muy resistentes y seguirán yendo tanto tiempo como puedan, así que cuando vienen a mí en este estado, les tengo el mayor respeto. Tengo entre 15 y 25 burros aquí, pero me alegro de que la gente me los traiga, ya que normalmente los dejarían morir porque los propietarios no quieren pagar para que los pongan a dormir. Saben que mi refugio está aquí".

Varios activistas por los derechos de los animales incluso fueron agredidos mientras marchaban en contra del abuso hacia los burros en Santorini.

Tenemos que ir cambiando la mentalidad, estamos en el siglo XXI y ya no es necesario utilizar animales para recorrer cualquier lugar del mundo, esto es explotación y maltrato y ningún ser vivo lo merece.

Esperemos que tomen conciencia las autoridades griegas y dejen de explotar a estos pobres animales. También los turistas deberían concienciarse y darse cuenta de que son cómplices de la explotación, la tortura, el sufrimiento y el maltrato.

FIRMA LA PETICIÓN:

Puedes firmar la petición para detener la crueldad animal hacia los burros de Santorini aquí.

 

Facebook
volver atras
logo anda