“Nos esforzamos por difundir nuestro respeto por los animales y la naturaleza”

Animales de granja: inspecciones en mercados, mataderos y transporte

La Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA), nació hace ya más de 21 años, como unión de varias personas dedicadas a la protección animal, especialmente perros y gatos abandonados. Sin embargo, entre los componentes de ANDA pronto surgió la necesidad de ampliar el campo de actuación hacia otros animales normalmente olvidados por la sociedad y a quien nadie se dedicaba a proteger: los utilizados en las terribles fiestas populares, los animales de granja, de laboratorio y los utilizados en zoos y circos.

Para proteger los intereses de estos animales de abasto y salvajes ni siquiera existía ninguna legislación, por lo que era necesario ponerse a trabajar en este sentido. El primer paso fue afiliarse a otras organizaciones extranjeras con más experiencia en este campo, como por ejemplo la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los animales (RSPCA), la sociedad protectora más antigua del mundo, de la que se pudo aprender mucho sobre defensa de todo tipo de animales.

Asimismo, ANDA fue elegida por la organización supranacional Eurogroup for Animals como representante española en Europa.  Eurogroup trabaja directamente con el Parlamento Europeo para tratar de influir en que las decisiones políticas que puedan afectar al bienestar de los animales sean lo más favorables posible. Hasta ahora, desgraciadamente, la Unión Europea no tenía ningún tipo de competencia respecto a animales de compañía pero, gracias a las presiones ejercidas, parece ser que esto va a cambiar y se podrá hacer mucho para legislar a favor de perros y gatos, promoviendo la adopción y la tenencia responsable, así como controlar mucho más el tráfico de cachorros.

Desde luego, la creación de normas europeas de obligada aplicación en España ha sido clave para que nuestro país avanzase en la protección animal, un área muy abandonada por nuestros políticos. Un claro ejemplo de ello fue la prohibición de criar gallinas ponedoras en jaulas minúsculas, Directiva que entrará en vigor el 1 de enero del próximo año. Esto supondrá una gran mejora en la calidad de vida de las gallinas, que deberán ser criadas en libertad o en jaulas más grandes con paja y voladeros. También la obligatoriedad de aturdir a los animales antes de su sacrificio para evitarles sufrimiento, prohibición del encajonamiento de terneras recién nacidas para conseguir carne blanca.

Otro de los avances importantes conseguidos a lo largo de estos años radica en el estado de los mercados de ganado y las ferias de ganado. Cuando comenzamos a visitarlas para comprobar si en  estos lugares se cumplía con la legislación, detectamos una gran cantidad de irregularidades que afectaban gravemente a los animales: no tenían acceso a agua, comida y a veces ni siquiera cobijo de las inclemencias meteorológicas. Sin embargo, tras años de concienciar a ganaderos y operadores, que al principio se reían de nosotros, hemos conseguido que casi todos los mercados mejoren sus instalaciones, montando corrales adecuados con agua y comida, poniendo paja para evitar resbalones y asesorando a los transportistas para realizar una correcta carga de los animales.

volver atras
logo anda