Un nuevo informe alerta del alto riesgo de infección por COVID-19 de los visones en las granjas peleteras

339

En el momento álgido de la temporada de cría de visones, que comenzará a final de mes, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA según siglas en inglés) ha publicado un informe en el que alerta del enorme riesgo que las granjas peleteras suponen para la aparición de nuevos brotes de COVID-19 recomendando su estricto y riguroso control. Como consecuencia de este informe las asociaciones de defensa de los animales Four Paws, Humane Society International, Fur Free Alliance y Eurogroup for Animals, así como sus asociaciones miembros (entre las que se encuentra ANDA) han realizado un llamamiento urgente a la Comisión Europea para que gestione con los Estados Miembros de la UE un progresivo cierre y desmantelamiento de las granjas de visones dedicadas a la peletería.

La única manera de ayudar a mantener la seguridad de la población europea es suspender la cría de visones, allí donde esta cruel práctica es todavía legal, antes de que comience la nueva temporada de cría. De no ser así, en Mayo la población de visones se habrá multiplicado por cinco. Incluso con la población actual, antes de la cría de nuevos ejemplares, ya se han dado casos de brotes de Covid-19 en las granjas de España y Polonia. A partir de ahora, según se incrementa el número de visones en estas granjas, aumentará el riesgo que implican. Lo sucedido en el interior de las granjas de visones el año pasado muestra que independientemente de la rigurosidad de los controles y los protocolos de bioseguridad, el virus SARS-Cov-2 puede extenderse de forma incontrolada entre las poblaciones de visones.

El informe de EFSA destaca además que en las zonas con alta concentración de granjas de visones el riesgo de contagio entre ellas es enorme. EFSA recomienda a los Estados Miembros que se extremen las medidas de vigilancia y control de estas granjas tales como: realización frecuente de pruebas a los trabajadores de las granjas, toma de muestras de los visones fallecidos o enfermos, examen del resto de mustélidos silvestres que aparezcan enfermos o muertos en las zonas cercanas a las granjas y análisis de las secuencias genéticas para rastrear brotes o identificar posibles mutaciones virales.

La implementación de estas medidas es extremadamente costosa y en gran parte se cubrirá con el dinero de los contribuyentes a pesar de que la inmensa mayoría de los ciudadanos europeos rechaza, por cruel, las granjas de peletería. Por ejemplo, en Italia las autoridades invirtieron en una sola granja 50.000 euros entre los pasados ​​meses de Agosto y Noviembre en medidas de bioseguridad. Independientemente de los gastos, está claro que las medidas de bioseguridad y los controles únicamente pueden ayudar a detectar brotes tempranos pero no pueden evitar la infección de los visones de forma efectiva. Por este motivo, como asociaciones de protección animal hemos unido nuestras voces para pedir la suspensión de la producción de piel de visón en la Unión Europea.

Esta suspensión se ha convertido en especialmente urgente tras el descubrimiento de la mutación Cluster 5 en pacientes alemanes. Esta peligrosa mutación originada en los visones de las granjas danesas se había pensado que estaba erradicada tras el sacrificio de toda la población de visones realizado en Dinamarca el año pasado. Sin embargo, los casos recientes parecen indicar que la medida no erradicó completamente esta variante del virus. Aplaudimos la decisión de Suecia de cerrar sus granjas a lo largo de este año y el paso anunciado por las granjas belgas de realizar un cierre voluntario debido a los riesgos asociados al COVID-19. Sería necesario que el resto de países de la Unión Europea dieran pasos en el mismo sentido

La solicitud de suspender la producción de piel de visón viene apoyada por una declaración firmada por muchos científicos provenientes del campo de la virología, expertos en enfermedades infecciosas, microbiólogos, veterinarios y médicos especializados en salud comunitaria que confirman la seria amenaza que las granjas de visones suponen para la salud humana. La declaración recomienda cerrar estas granjas como medida de precaución apropiada, proporcionada y basada en la necesidad de asegurar la sanidad humana. Tanto este grupo de científicos como EFSA resaltan que debido a las condiciones en las que los visones viven en estas granjas, una vez que el virus entra, es imposible frenar la transmisión. Además las altas densidades de animales viviendo en un contacto tan estrecho facilita la aparición de mutaciones tal y como ocurrió en Dinamarca.

Por estos motivos desde las ONGs de protección animal pedimos el cierre permanente de las granjas de visones en la Unión Europea por los enormes problemas de bienestar animal que conllevan y por el riesgo que suponen para la sanidad humana, presente y futura. Mientras, pedimos a la Comisión Europea que, de momento, paralicen su actividad, no procedan a la cría de nuevos visones y se prohíba la importación a Europa de visones vivos o pieles de visones sin procesar.
INFORME EFSA

Total 0 Votes
0

Tell us how can we improve this post?

+ = Verify Human or Spambot ?