Nueva escuela de tortura y muerte en Valdemorillo (Madrid)

194

Mostrando el pleno respaldo de la Comunidad de Madrid a este tipo de iniciativas, el Director Gerente de Asuntos Taurinos, Miguel Abellán, estuvo el día 7 de junio en la firma del convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y la Asociación Cultural Tauromaquia Tradición de Valdemorillo, responsables de la nueva Escuela Taurina que podrá disponer del coso de la Candelaria para el desarrollo de su actividad, así como del resto de dependencias  municipales  donde lleve a cabo su objetivo prioritario, “fomentar e impulsar la importancia y valor de la Fiesta como un patrimonio cultural inmaterial de España a conocer y proteger”.

Las Escuelas de Tauromaquia están financiadas por las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos con la finalidad de adoctrinar a los niños en la violencia y sin ningún respeto a los animales como seres vivos que son. Esta aberración les convierte en agentes activos de esta violencia hacia animales, contraviniendo lo indicado por el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas que en 2018 instó al gobierno de España a prohibir la participación de menores de 18 años como toreros o como espectadores de eventos taurinos con el fin de prevenir los efectos perjudiciales de tal violencia sobre ellos y la desensibilización hacia el sufrimiento de los animales, realizado por el mero hecho del entretenimiento.

El Comité de los Derechos del Niño de la ONU también recomendó que Portugal establezca la edad de 18 años, para participar y asistir en espectáculos de tauromaquia, festejos taurinos populares y escuelas taurinas sin excepción. También insta a llevar a cabo actividades de concienciación a los funcionarios públicos, a los medios de comunicación y a la población en general, sobre los efectos negativos en los menores de edad, incluyendo los espectadores, de la violencia asociada a los espectáculos y festejos taurinos.

Cada vez son más los psicólogos que se plantean las posibles repercusiones de los espectáculos taurinos en la formación y educación de los menores. Así, el doctor en Psicología de la Universidad de Lisboa Vítor José F. Rodrigues cree que los niños que asisten a corridas, ya sea en directo o por televisión, están siendo “testigos de violencia” y eso nunca es bueno.

Nuestros políticos deben evolucionar y no pueden seguir anclados en la época del medievo. ¡¡Estamos en el siglo XXI!!

La tauromaquia no tiene futuro. Las corridas de toros han caído un 63,4% desde 2007 y cada año siguen cayendo irremediablemente. Se trata de una actividad machista, cruel y anacrónica, que crea un trabajo precario, y además es  rechazada por la enorme mayoría de los españoles. Invertir en tauromaquia es malgastar el dinero común cuando más se necesita.

La mejor ayuda para las pocas familias que viven de ella es un Plan de Reconversión a actividades no crueles y con futuro. 

 

Total 1 Votes
0

Tell us how can we improve this post?

+ = Verify Human or Spambot ?