Isabel Díaz Ayuso duplica el dinero público destinado a la tauromaquia en la Comunidad de Madrid

123

La presidenta de la Comunidad de Madrid lanzó el mes pasado un nuevo apoyo al mundo de la tauromaquia. Los Presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2023, aprobados por el Gobierno madrileno, prevén un importante aumento del dinero público dedicado a los toros. De hecho, la partida contemplada para Asuntos Taurinos en las cuentas públicas madrileñas se duplica: si en 2022 el gasto en este sector fue de tres millones de euros, en 2023 la Comunidad de Madrid va a destinar 6,3 millones de euros. En 2019, el presupuesto para la tauromaquia fue de 4.143.101 euros. Hay que tener en cuenta que los Presupuestos de 2019 no eran del Gobierno de Ayuso y que no hubo Presupuestos para 2020 ni 2021,

Las cuentas se han registrado en la Asamblea de Madrid. Estas cifras representan un incremento del 110% en unos Presupuestos que han aumentado de media general un 11%. El Ejecutivo madrileño ha aumentado un 11,4% la inversión en Sanidad y un 9,1% en Educación.

El Gobierno de Ayuso vuelve a nutrir financieramente a un sector que hace ya tiempo que entró en decadencia y pierde espectadores año tras año. Pese a ello, el mundo de los toros sigue recibiendo importantes cantidades de dinero público, tal como recogía hace dos años un informe de La Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal (AVATMA).

De esta formas, en los presupuestos de 2022 el Gobierno de Díaz Ayuso aprobó línea de ayudas directas por valor de tres millones de euros a los ganaderos madrileños de toros de lidia para tratar de compensar la pérdida de ingresos por la cancelación de festejos taurinos durante la pandemia. Justo un año antes, la Comunidad de Madrid, también a través de la herramienta de los presupuestos, aprobó otra ayuda destinada al 68% de la cabaña ganadera de la región.

Sin contar las ayudas públicas, entre agosto de 2019, fecha en la que Ayuso se convirtió en presidenta, y diciembre de 2021, los diferentes presupuestos de la Comunidad de Madrid han incluido 11,34 millones de euros para el Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid. Antes de la llegada de Ayuso el presupuesto medio de este organismo no llegaba a los dos millones por año.

La tauromaquia es un espectáculo que implica sangre, sufrimiento y muerte de animales, no consideramos ética la tortura de un animal y menos aún con el único fin del entretenimiento. Más de 20.000 animales al año son torturados hasta la muerte en España por la tauromaquia. Numerosos activistas han sido agredidos por los taurinos por intentar impedir esa tortura. Vive de subvenciones públicas, pues no sobreviviría sin el bolsillo de los contribuyentes. La enorme inversión que realizan los españoles a través de sus impuestos sirve en realidad para enriquecer a unos pocos empresarios y toreros y para dar trabajo a un número muy reducido de trabajadores.

Tienes más información en éste enlace: https://estolopagastu.info/

Tampoco podemos ignorar las recomendaciones que al respecto hizo a España la máxima instancia en derechos de la infancia de la ONU. El Comité recomendó a España prohibir la participación de menores de 18 años como toreros o espectadores de eventos taurinos. Seguiremos luchando para proteger a nuestros menores de presenciar y practicar la tortura de animales como forma de entretenimiento.

Los toros no son los únicos animales que son torturados y sufren en las corridas de toros. Desgraciadamente hay más víctimas: los caballos. No debemos olvidar a estos animales que, si bien la mayoría de veces no terminan muertos como los toros, sí sufren grandes heridas y daños tanto emocionales como físicos. Además, esas heridas y daños muchas veces también les provocan una muerte prematura que, desde luego, la gente del público nunca llega a ver ni a saber y realmente ni le importa porque para ese público el caballo es como un objeto más en la plaza de torturas.

La tauromaquia desde el año 2013 es considerada patrimonio cultural en España. No  debería ser considerado patrimonio cultural un espectáculo en un país donde más del 80% de su población la rechaza. Es hora de quitarnos la venda de los ojos. La tauromaquia no es una cultura deseable porque es violenta, reflejada en el indiscutible sufrimiento que provoca cada año a decenas de miles de animales, pero también a personas, cuyas vidas exponen de la manera más banal en plazas y festejos.

“El maltrato y muerte de animales y personas por entretenimiento no merece compartir la denominación de “cultura” con los verdaderos artistas e intelectuales.

En ANDA, llevamos más de treinta años luchando contra la tauromaquia y las subvenciones que recibe. Llevamos muchos años documentando en qué consiste la tauromaquia con el fin de denunciar públicamente la realidad.

TAUROMAQUIA ES VIOLENCIA.

Total 0 Votes
0

Tell us how can we improve this post?

+ = Verify Human or Spambot ?