Fuegos artificiales «silenciosos» para respetar a los animales domésticos en la Nochevieja belga

116

Los fuegos artificiales «silenciosos» o directamente la solicitud de prohibir el uso de la pirotecnia por parte de particulares han sido algunas de las tendencias que han marcado la celebración de las fiestas navideñas de este año en Bélgica para proteger a los animales.

Más allá de los daños físicos o auditivos que puedan causar, los ruidos fuertes aterrorizan a los animales o provocan que algunas de ellos se escapen, y que incluso han llegado a provocar la muerte a animales que han entrado en parada cardíaca o que han resultado heridos graves al tratar de huir de las explosiones.

Algunos ayuntamientos de Bélgica ya han decidido precisamente prohibir el uso de pirotecnia o, como es el caso de la localidad de Marchin (este), imponer desde el 19 de diciembre los fuegos artificiales «silenciosos» o con ruido contenido.

Por su parte, la región de Bruselas ha vetado la pirotecnia entre el 23 de diciembre y el próximo 9 de enero.

Proteger a la Policía.

En el caso de la capital, la decisión se tomó a petición de los jefes de las policías locales para «garantizar al máximo la seguridad de los agentes sobre el terreno», en concreto, se debió a que en las últimas semanas la policía había sido objeto de artefactos pirotécnicos en las celebraciones en el centro de Bruselas de los partidos jugados por la selección de Marruecos en la Copa del Mundo de fútbol.

Se suman así a la lista de ciudades comprometidas con los animales, como Colecchio (Italia), Mendoza y San Martín de los Andes (Argentina), Varsovia y otras ciudades de Polonia, y Berlín y otras ciudades alemanas, que han prohibido total o parcialmente la comercialización de estos productos. 

Sin ir más lejos, Santa Cruz de Tenerife (España) ha dado la bienvenida al 2023 con fuegos artificiales silenciosos.

Por su parte, en diferentes ciudades de Polonia, las fiestas al aire libre ya no tendran más espectáculos pirotecnicos. Una medida que comenzó en Varsovia en solidaridad a los animales domésticos.

En el caso de Alemania, a los ciudadanos les encanta adquirir sus propios fuegos artificiales. Sin embargo, el gobierno ha impuesto una serie de prohibiciones para limitar su compra. El manejo de la pirotecnia deja cada año decenas de heridos en el país por uso inapropiado.

En 30 ciudades, incluyendo Berlin, hay una prohibición total o parcial de estos productos. También en Holanda.

La pirotecnia consiste en la fabricación y utilización de fuegos artificiales o materiales explosivos, cuyas reacciones pueden producir chispas, llamas y humos. Estos afectan de forma muchas veces visible a los animales de compañía, pero no hay que olvidar que también dañan a los demás animales que se encuentran a nuestro alrededor, tanto en entornos urbanos como fuera de ellos, así como a los que se encuentran en granjas o recluidos en otros espacios.

Los efectos de la pirotecnia en los gatos son menos evidentes, pero sus respuestas son similares a las de los perros, como intentar esconderse o escaparse.  Sin embargo, al margen del miedo que pasan, tienen un riesgo mayor de intoxicación por esta causa.

Su curiosidad hace que muchos de los gatos que se encuentran cerca de zonas donde se realizan los petardos, los ingieran. En algunos casos, llegan a perder la vista o se lesionan gravemente, si se ven afectados por explosiones de petardos.

El ruido de los petardos puede causar taquicardia e incluso la muerte a las aves. Una muestra del estrés que les provocan se refleja en que pueden causar el abandono temporal o permanente del lugar donde se encuentran.

¿Quieres apoyar nuestro trabajo? HAZTE SOCIO

Ayúdanos a cambiar el mundo para los animales por sólo 1,00 € al mes.  HAZTE TEAMER

Total 0 Votes
0

Tell us how can we improve this post?

+ = Verify Human or Spambot ?