Un sacerdote promueve la adopción de animales abandonados llevando perros, gatos y demás fauna a sus misas

281

El párroco recoge a los animales de las calles y conciencia a los feligreses sobre el abandono.

El sacerdote brasileño João Paulo Araujo Gomes se ha convertido en todo un ejemplo a seguir. Desde hace años, emplea su cargo para concienciar acerca del abandono animal y acoge a los perros que encuentra abandonados en la calle en su Parroquia de Sant’Ana Gravatá, en Brasil.

Además, el párroco no solo se conforma con acoger a los animales sino que, además, los lleva a las misas que ofrece para que sean adoptados por otras familias y encuentren un nuevo hogar en el que ser felices.

El sacerdote ofrece a los peludos un sitio donde vivir, los alimenta, los cuida e, incluso, los lleva al veterinario. A través de su cuenta de Instagram, el padre João Paulo comparte algunas de las fotografías tomadas durante la celebración de las homilías, una práctica poco común, pero que gusta mucho al rebaño.

«Esta idea comienza porque un grupo de personas llegaron a la iglesia a vender galletas para hacer obras de caridad, pero yo les propuse recoger a los perritos, adoptarlos y permitirles estar en la iglesia», comentó el sacerdote en una entrevista con W Radio.

Tal como el párroco explica, la adopción de los animales está completamente controlada por él mismo y se realiza en dos fases: primero, «la permanencia de los animales en la iglesia, que lo complementamos con un comedor que funciona siete días a la semana»; y, segundo, «cuando se le da atención a los perros que llegan heridos».

«Sueño con una casa de paso, con un pequeño hospital veterinario, un lugar donde los animales callejeros muy enfermos, heridos y en estado crítico puedan ser auxiliados, recuperados y puestos en adopción. Dinero no tengo, recursos me faltan, pero tengo fe», publicó el sacerdote a través de su cuenta de Facebook.

Padre Joao Paulo Araujo Gomes

¡Me gustaría hoy compartir contigo un sueño!  NO SUEÑO CON UN ABRIGO para animales callejeros en Corbatá, ya que puede transformarse en un depósito de animales y estimular el abandono. Sueño con  un pequeño HOSPITAL VETERINARIO, un lugar donde los animales callejeros muy enfermos, accidentados y en estado crítico puedan ser rescatados,  recuperados y puestos en adopción.

Tendría que haber un centro de esterilización , donde permanentemente se hicieran cirugías. Como es un  sueño, la gente puede decir¿ no es así? Un lugar con espacio no muy lejos de la ciudad y de fácil acceso para los voluntarios, pero alejado para no molestar a los vecinos. No quiero  un espacio público ni de la Iglesia, porque tenemos que separar las cosas directas.

El dinero no lo tengo, los recursos me faltan, pero tengo fe. ¿Alguien conoce una pequeña propiedad que atendiera este sueño? Un espacio que la persona quisiera vender, aceptara el pago de cuotas sin prisas y yo iría a colaborar para pagar directamente, hacer campañas,  y pedir de puerta en puerta.

El nombre ya lo tengo: ¡Hogar San Francisco de Asís!

Desde ANDA, felicitamos a este sacerdote por la labor tan maravillosa que está haciendo por los más desfavorecidos como son “los animales”.

Es muy satisfactorio para nosotros saber que también dentro de la iglesia hay personas que están comprometidas con el sufrimiento de los más débiles y de los que más nos necesitan. Los animales no tienen voz, pero nosotros somos SU VOZ y seguiremos luchando por ellos.

Jesús de Nazaret  jamás hizo ninguna diferencia entre humano y animal, pues el Mandamiento decía y dice: “No debes matar”. Esta es una indicación general con el significado: no debemos matar ni a personas ni a animales.

“Siendo Jesús de Nazaret hablé a muchos hombres acerca de la ley de la vida; así también acerca de los animales, los cuales, de forma similar a los hombres, sienten dolor, sufrimiento y alegría. De la misma manera que el hombre no debe estar en contra, sino a favor de su prójimo, también debe estar a favor de los animales y asumir responsabilidad para con ellos, pues ellos sirven al humano”.

“Una y otra vez enseñé a los hombres que también los animales son criaturas de Dios, que el hombre no debe menospreciar, sino amar. Quien les pegue y torture, experimentará algún día en su alma y en su cuerpo algo igual o parecido; pues lo que el hombre hace a sus semejantes y a las criaturas, los animales, se lo está haciendo a sí mismo”.

Palabras que ha dicho recientemente el Papa Francisco y que deberían de saber y poner en práctica todos los católicos: “es contrario a la dignidad humana hacer sufrir inútilmente a los animales y sacrificar sin necesidad sus vidas”.

Total 0 Votes
0

Tell us how can we improve this post?

+ = Verify Human or Spambot ?