ANDA apuesta por un etiquetado para la carne de caballo que informe sobre el país de origen

338

La Comisión Europea ha abierto el proceso de consulta sobre la reforma de la legislación comunitaria en materia de información al consumidor de productos alimenticios (Reglamento 1169/2011 sobre información alimentaria al consumidor). La propuesta de texto debería ver la luz a finales del año 2022. En unión con nuestros compañeros del Eurogroup for Animals desde ANDA hemos solicitado a la Comisión Europea, como asociación española, que en el caso de la carne de caballo sea obligatorio indicar el país de origen en la etiqueta que acompaña al producto final.

Esta medida ya es obligatoria para otro tipo de carnes (ternera) y la Comisión Europea propone ampliarla por ejemplo a la carne de conejo pero, incomprensiblemente, no lo extiende a la carne de caballo. La Unión Europea importa grandes cantidades de carne de caballo (por ejemplo, de Canadá) procedente de lugares donde no existen las normas de bienestar animal que nos hemos dado en Europa y que actualmente es imposible distinguir de la carne procedente de granjas de la Unión Europea porque no se especifica el lugar de origen en el etiquetado final. Este hecho tiene un impacto negativo para el bienestar animal, así como para las producciones locales que no pueden diferenciarse en el mercado.

Los escándalos surgidos en torno a la carne de caballo en algunos países de la Unión Europea también justifican plenamente esta medida para aumentar la confianza del consumidor en la seguridad alimentaria del producto que adquiere. Además, paralelamente a las importaciones de Países Terceros, existe un importante movimiento de caballos vivos en el seno de la Unión Europea (por ejemplo España/Italia; Polonia/Italia) que desde ANDA y el Eurogroup for Animals estamos intentando sustituir por el transporte de productos ya elaborados en origen, en el matadero más cercano al lugar de cría y engorde de los équidos, como forma de mejorar el bienestar animal, la sostenibilidad medioambiental y el desarrollo de nuestras comunidades rurales. Este objetivo es imposible de alcanzar si no aparece en la etiqueta el dato del país de origen de los animales diferenciado del de sacrificio para que el consumidor compruebe la distancia entre uno y otro y se decante por productos elaborados en el país de origen y, por lo tanto, procedentes de animales que no se han expuesto a viajes a largas distancias.

Total 2 Votes
0

Tell us how can we improve this post?

+ = Verify Human or Spambot ?