La provincia de Buenos Aires ha prohibido el uso de la pirotecnia

125

La prohibición de venta y uso de pirotecnia de alto impacto sonoro, así como también de los globos aerostáticos utilizados como fuegos artificiales comenzó a regir desde el día 11 de enero de 2023 en toda la provincia de Buenos Aires, tras la reglamentación de ley 15.406.

La norma fue aprobada en diciembre pasado en la Legislatura bonaerense tras un reclamo histórico de asociaciones de familiares de niños y niñas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) y de agrupaciones defensoras de los animales.

Según se explica, la normativa, que consta de 17 artículos, tiene como objetivo «proteger la salud, el bienestar de la población y el ambiente». El impedimento de comprar y usar fuegos artificiales también rige para el sector público «en los eventos y/o espectáculos que organice».

Por último, establece que los fondos provenientes de las infracciones se destinarán a campañas de concienciación.

Si bien en el articulado invita a los municipios bonaerense a adherirse a la norma, hay ordenanzas similares ya implementadas en Junín, Vicente López, Chascomús, Lezama, Florencio Varela, General Alvarado, Bahía Blanca, Coronel Rosales, Coronel Pringles, Avellaneda, Bragado, General Arenales, Berazategui, Salliqueló, Rivadavia, San Pedro, Ramallo, Olavarría, Chivilcoy, Pinamar, Berisso, y La Costa.

La proximidad de los animales a las zonas en que se elaboran los petardos les causa en muchas ocasiones quemaduras significativas y daños en los ojos. Un lugar donde los efectos de la pirotecnia en los animales pueden comprobarse de manera muy clara son los zoos.

La pirotecnia causa sufrimiento en niños con autismo, animales, personas con enfermedades y afecta al medio ambiente. Además de estos daños, los ruidos causados por la pirotecnia dañan a los animales al ser una causa de que sufran miedo. De hecho, este llega a ocasionar fobias a muchos animales.

El oído de muchos animales es considerablemente más sensible que el humano, por lo que las explosiones de fuegos artificiales no solo les resultan más perturbadoras, sino que les pueden dañar más gravemente su capacidad auditiva

El ruido de los petardos puede causar taquicardia e incluso la muerte a las aves.

Es una noticia estupenda  y recordamos a nuestros políticos que tomen ejemplo y tengan más empatía hacia los animales como están demostrando muchos países.

¿Quieres apoyar nuestro trabajo? HAZTE SOCIO

Ayúdanos a cambiar el mundo para los animales por sólo 1,00 € al mes.  HAZTE TEAMER

Total 0 Votes
0

Tell us how can we improve this post?

+ = Verify Human or Spambot ?